El secreto del e-commerce

[fa icon="calendar"] febrero 2, 2017 / Por Sogiteck

El primer cambio importante en el proceso comercial se debió a la aparición de la moneda, gracias a la cual se pasó del trueque primitivo al comercio tradicional. Más tarde, con la bajada de precio de los transportes, pasamos del modelo tradicional al comercio global; es decir, mismo tipo de transacción, pero mayor área de acción.

Hoy en día, nadie puede negar que la gente está cambiando sus hábitos de compra. En los últimos años, hemos experimentado una revolución del comercio debido a la llegada de los medios de pago electrónico y, recientemente, la implantación de las TIC en las empresas. 

mejores-practicas-ecommerce.jpg

En términos simples, podemos decir que el comercio electrónico o e-commerce es el proceso mediante el cual dos o más partes realizan una transacción de negocios a través de una computadora y una red de acceso.Estas son las principales ventajas que aporta el e-commerce a tu empresa o negocio:

  • Ahorro en costes. Los costes comparativos entre una tienda física y una tienda online varían significativamente. Mientras que una tienda física puede suponer unos costes fijos importantes mensuales en función de su segmento, ubicación o costes de personal, una tienda online del mismo segmento puede estar disponible desde los 2.000 € anuales. En ambos casos, no contaríamos los seguros sociales y costes compartidos.
  • Mayor alcance de público. Al comprar y vender  por Internet, los productos están al alcance de todos desde cualquier lugar y a cualquier hora los 365 días de año. Además, en Internet hay más de 350 millones de usuarios activos; es decir, cuenta con un público mucho mayor que los que podrían transitar por una tienda física.
  • Gestión de campañas online. Una buena gestión del SEO es importante para que tus clientes potenciales te encuentre, pero, complementariamente, a esto hay que sumar un presupuesto para desarrollar una buena planificación publicitaria. Es lo que se conoce por SEM (Search Engine Marketing), es decir, una inversión publicitaria en Internet a través de Facebook Ads, Twitter Ads, Google Adword, etc. que nos reporte visitas a la tienda.
  • Marketing personalizado. Es mucho más sencillo vender de nuevo a un antiguo cliente que lograr un nuevo cliente. Y en esto el marketing directo tiene mucho que aportar.
  • Nuevas relaciones comerciales. Se establecen relaciones C2C (Consumer to Consumer, de consumidor a consumidor), B2B (Business to Business, de empresa a empresa), B2C (Business to Consumer, de empresa a consumidor) y C2B (Consumer to Business, de consumidor a empresa), donde un particular puede vender a un negocio, ya que se diluye el papel entre cliente y proveedor al operar ambos bajo el mismo marco transaccional, sin apenas barreras de entrada.
69268-OCNQAU-428.jpg
  • Aumento de catálogo. A través de la pantalla se tiene acceso a un abanico casi infinito de proveedores, y con ello la gama de productos más amplia posible. Esto permite comparar y contrastar opciones a tiempo real, y escoger lo que más se ajuste a las necesidades concretas.
  • Análisis de los grupos de consumidores. En una tienda física, pueden ser pocos los casos que realicen un análisis de sus consumidores, bien por falta de herramientas o por desconocimiento de técnicas  para mejorar las ventas. En el caso de contar con una tienda online, podemos realizar, con muy bajo coste, un análisis de nuestros clientes: conocer qué compran, cuáles son sus gustos, qué horas prefieren para el consumo, de donde proviene nuestra mayor cuota de consumidores, etc.
  • Ventaja competitiva. Si tu negocio cuenta con e-commerce, irás un paso por delante de tus competidores.
  • Flexibilidad horaria. Las 24 horas del día, los siete días de la semana. Mayor comodidad para comprador y vendedor. 
  • Métodos de pago. Una de las principales causas por las que los clientes no se atreven a comprar en línea es por el desconocimiento y desconfianza en el uso de los sistemas de pago online. Si los usuarios tienen la seguridad de realizar compras online con su tarjeta de crédito, las ventas aumentan, pues los clientes podrán disfrutar de grandes beneficios como rebajas y facilidades de pago. Internet permite aunar todos los medios de pago disponibles, facilitando tanto electrónicos como tradicionales. Se puede efectuar pago en efectivo, pago contra reembolso, con tarjeta de crédito o débito, por transferencia e incluso a través de intermediarios, tales como Paypal o bitcoin.

El comercio electrónico es, sin duda alguna, una actividad al alcance de todos que nos puede hacer mucho más fácil la compra o venta de cualquier producto de nuestra empresa. Vivimos en tiempos de crisis y el e-commerce puede ser la llave para relanzar un negocio tradicional o iniciar un nuevo proyecto, maximizando las oportunidades que nos ofrece la era digital.

Si estás interesado en abrir tu tienda web online y empezar a disfrutar de las ventajas que ello conlleva,

¡haz clic en el siguiente botón!

Quiero saber más